Beneficios del benchmarking

En el mundo existen diversas certificaciones para determinar la eficiencia de los edificios. Sin embargo, un mismo modelo de evaluación puede no ser la respuesta para diversos proyectos. La pasada sesión del IMEI ofreció una charla sobre las ventajas de comparar distintos métodos para optimizar resultados

Eréndira Reyes / Bruno Martínez, fotografías

A pesar del caos citadino que se vivió el miércoles 27 de mayo, la sesión mensual del Instituto Mexicano del Edificio Inteligente (IMEI) contó con una nutrida asistencia, que arribó puntual al Hotel Hyatt Regency de la Ciudad de México para escuchar la conferencia enfocada en el tema del benchmarking.

A0MH0077736El ingeniero Eduardo Zapiain, vicepresidente del IMEI, inauguró la sesión con un breve discurso sobre los beneficios de pertenecer a la organización, así como de las actividades de profesionalización relacionadas con las diversas especialidades del sector de la edificación que lleva a cabo permanentemente.

Posteriormente, aprovechó el espacio para presentar al ingeniero Jorge Hagg, encargado de la conferencia del día. De inicio, el ingeniero Hagg hizo énfasis en la eficiencia energética y los métodos para medirla, en las certificaciones, sus alcances, los entes certificadores y los distintos esquemas del benchmarking.

Bajo el concepto de que un edificio es un ciudadano más, que tiene beneficios y responsabilidades, se realizó un recuento de los alcances de los proyectos bien hechos y en los que se busca mayor rentabilidad. A nivel mundial, señaló el experto, “se perciben seis tendencias, entre las que se encuentra el uso eficiente de la energía, la emergencia de nuevas economías, la conectividad, la globalización, el acceso a soluciones más simples y la seguridad; por lo que la industria tendrá que adecuarse a ellas, estableciendo líneas de acción y evaluación en las que se aborden estos temas y otros más”.

En conjunto con estos elementos, el ingeniero Hagg afirmó que “los certificados plantean no sólo un apoyo ambiental, sino que se traducen en ganancias económicas, de productividad y de profesionalización en la industria de la construcción y en la operación de los edificios en general”.

Para concluir, hizo referencia a las responsabilidades que tienen los profesionales de este gremio, e invitó a todos los presentes a mantenerse actualizados en los distintos temas relacionados con las buenas prácticas en la proyección y operación de inmuebles.

Login

Contraseña perdida?